Cuando llegamos a este mundo, llamado Tierra, necesitamos un vehículo para transitar por él.

Ese vehículo, al que llamamos cuerpo, que nuestra madre va fabricando amorosamente durante nueve meses y que posteriormente termina de configurarse en todo su esplendor, necesita un mantenimiento, como cualquier otro vehículo.

Si a un coche le ponemos buen aceite, le hacemos las revisiones periódicas que toca, no forzamos su motor ni lo llevamos ahogado; si la gasolina que le echamos es de calidad y lo manejamos con cariño, nos durará muchísimos años en perfecto estado. Nada de acelerones en vacío ni de largos periodos sin hacer kilómetros: nos lo agradecerá con un funcionamiento suave, respondiendo con potencia cuando sea necesario y sin averías importantes. Nunca nos dejará tirados.

A nuestro vehículo personal, a nuestro cuerpo, le pasa lo mismo: solo nos pide buen combustible (alimentación) y un uso adecuado (ni esfuerzos excesivos ni sedentarismo enfermizo). Si le damos lo que nos pide, nos recompensará con una vida libre de enfermedades y molestias.

RiE Respira i Entrena dispone de los mejores técnicos para tu entrenamiento físico ideal, la mejor nutrición y la actitud psicólógica adecuada, que te permitirán mantener tu “coche” en perfectas condiciones durante muchos, muchos años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad